LAS TESIS DE ABRIL DE LENIN

Posted by Nuestra publicación: on miércoles, abril 19, 2017
Las Tesis de Abril  de Lenin


La Revolución de Febrero de 1917 había acabado con el odiado régimen zarista. Ya no estaba el zar, pero los principales problemas que impulsaron la lucha revolucionaria seguían sin resolverse. En primer lugar, la guerra imperialista continuaba sin que se vislumbrara un final claro en el horizonte. En el campo, las condiciones de vida de los campesinos seguían siendo horrorosas y la mayor parte de las tierras continuaban en manos de un puñado de terratenientes. Para la clase obrera en los centros urbanos la situación no era mucho mejor y sus principales reivindicaciones históricas, entre ellas la de la jornada de ocho horas, estaban pendientes.
El doble poderLa caída del zar dio paso a una situación de doble poder. Por un lado, como ocurrió en 1905, la lucha revolucionaria vino acompañada del surgimiento de órganos de poder obrero: los sóviets —los consejos de obreros, soldados y campesinos que constituían un poder real en la ciudad y en el campo— y por otro, el Gobierno Provisional, organismo representante del debilitado, pero todavía vivo, Estado burgués. Era una situación transicional que se tendría que resolver en los meses siguientes decantándose hacia el lado de la burguesía o con la toma del poder por parte de la clase trabajadora. La cuestión fundamental era que, en esta etapa de la revolución, los sóviets estaban dirigidos por los mencheviques y socialrevolucionarios (defensores de posiciones políticas reformistas y pequeñoburguesas) que intentaban convertirlos en meros órganos consultivos del recién formado Gobierno Provisional.
Fue el Comité Ejecutivo de los sóviets el que, en los primeros días después de la revolución, decidió permitir la creación de este Gobierno Provisional y entregarle el poder, a la vez que se esforzaba por evitar que los sóviets se convirtieran en los órganos de poder obrero que asumieran todo el poder y sustituyera al Estado burgués y sus instituciones.
En un primer momento, las masas depositaron esperanzas en “el nuevo orden” surgido de la revolución y, por extensión, en ese nuevo Gobierno Provisional. Su autoridad se vio reforzada gracias al apoyo que éste recibía por parte de la dirección de los sóviets. Pero una de las características de un período revolucionario es que las masas aprenden de su experiencia muy rápido. En la medida que pasaban las semanas y las promesas de cambio real no se cumplían, estas ilusiones en el nuevo gobierno se iban diluyendo. La desconfianza hacia el gobierno fue imponiéndose entre las masas, sobre todo en las ciudades, para las que cada vez era más evidente que este pretendía restablecer el orden capitalista, no abordar seriamente ninguno de los problemas fundamentales de las masas y seguir con la guerra.
La política de la dirección de los sóviets fue facilitada por la posición vacilante de la dirección de los bolcheviques que no se opuso decididamente a la formación del Gobierno Provisional.
Lenin y los bolcheviques
Aunque los bolcheviques lucharon inmediatamente por la jornada de ocho horas, alentaron la creación de milicias obreras y, en definitiva, se esforzaron por actuar como revolucionarios consecuentes frente a las posiciones totalmente seguidistas con la burguesía de mencheviques y socialrevolucionarios, la dirección del Partido Bolchevique y parte de sus cuadros, diezmados por años de luchar a contracorriente, la represión y las deportaciones, no supieron entender el desarrollo del proceso revolucionario. De hecho, en la reunión del Comité Ejecutivo de los sóviets del 1 de marzo, en el que se discutió la formación del Gobierno Provisional, no hubo ni una sola voz discordante a pesar de que de los 39 miembros, 11 eran bolcheviques o simpatizantes. Igualmente en la reunión del sóviet, de los 400 diputados presentes sólo votaron en contra de entregar el poder a la burguesía 19, cuando había 40 bolcheviques en la reunión.
Con la llegada de Kámenev y Stalin del exilio, la dirección del Partido Bolchevique experimentó un giro todavía más derechista. Este giro tuvo su reflejo en Pravda, donde se podía leer respecto a la guerra lo siguiente: “…mientras que el ejército alemán obedezca al Káiser, el soldado ruso deberá permanecer firme en su puesto contestando las balas con las balas y los obuses con los obuses (…) Nuestra consigna no debe ser un ¡Abajo la guerra! sin contenido. Nuestra consigna debe ser: ejercer presión sobre el Gobierno Provisional con el fin de obligarle (…) a tantear la disposición de los países beligerantes respecto a la posibilidad de entablar negociaciones inmediatamente (…) Entre tanto, todo el mundo debe permanecer en su puesto de combate”.1
Lenin defendía una posición diferente a la mantenida por la dirección del Partido Bolchevique que se encontraba en el interior de Rusia. A pesar de estar separado de la revolución por un continente en guerra, sus planteamientos —como demostraron los acontecimientos posteriores— reflejaban de una forma más correcta las necesidades de la revolución. Su preocupación por la política que estaba aplicando el Partido era manifiesta y desde un principio hizo todo lo posible para ayudar al Partido a orientarse en el proceso revolucionario. Desde su exilio en Zúrich intentó que su voz fuera escuchada. El 6 de marzo, telegrafió: “Nuestra táctica: desconfianza absoluta, ningún apoyo al Gobierno Provisional (…) no hay más garantía que armar al proletariado”.
En abril Lenin consigue llegar a Rusia cruzando Europa en el famoso tren blindado. Pero una vez en allí, la tarea de cambiar la política del Partido Bolchevique no sería sencilla. Convencido de sus ideas, Lenin redactó un documento que pasó a la historia como Las Tesis de Abril.2 En él se establecen una serie de tesis cuyo objetivo central era fijar nítidamente el carácter socialista de la Revolución Rusa, cambiar la posición del Partido Bolchevique respecto a la guerra, a la caracterización del nuevo gobierno provisional y establecer las tareas de los bolcheviques.
Las Tesis de Abril y el carácter socialista de la revolución
El 4 de abril Lenin presentó en nombre propio sus tesis en dos reuniones. Hay que destacar que fueron mal acogidas en ese momento por la dirección bolchevique. El 8 de abril, cuatro días después de publicarse las tesis, se podía leer en Pravda: “Por lo que se refiere al esquema general del camarada Lenin, lo juzgamos inaceptable, en cuanto arranca del principio de que la revolución democrático-burguesa ha terminado ya y se orienta en el sentido de transformarla inmediatamente en revolución socialista”.3
Las tesis de Lenin se pueden resumir en los siguientes puntos:
• La guerra imperialista es de rapiña. Es imposible acabar con ella, con una paz democrática, sin derrocar al capital.
• La tarea de la revolución ahora es poner el poder en manos del proletariado y los campesinos pobres. Ningún apoyo al gobierno burgués. No a la república parlamentaria. Volver a ella desde los sóviets es un paso atrás.
• Los bolcheviques están en minoría. Deben por tanto desarrollar una paciente labor de esclarecimiento y propaganda.
• Nacionalización de todas las tierras del país y su puesta en manos de los sóviets locales de braceros y campesinos. Nacionalización de la banca bajo control obrero.
• Celebrar inmediatamente un congreso del Partido. Construir una internacional revolucionaria, rompiendo con la Segunda Internacional.
Lenin luchó firmemente contra la teoría de las dos etapas defendida por los mencheviques, y cuya esencia era: primero realizar la revolución burguesa, en la cual el proletariado debe apoyar a la llamada burguesía “progresista”, y posteriormente, en un futuro indeterminado, preparar la lucha por el socialismo.4
El informe que había presentado Stalin el 29 de marzo era bien distinto y estaba totalmente impregnado de esa teoría etapista menchevique: “…el poder está compartido por dos órganos. El sóviet ha asumido la iniciativa de las transformaciones revolucionarias. El sóviet (…) es un órgano destinado a controlar al Gobierno. Éste, por su parte, ha abrazado en la práctica la misión de consolidar las conquistas del pueblo”. Para Stalin, los obreros y soldados hacían la revolución y los burgueses la consolidaban.
Tras el triunfo de la Revolución de Febrero había una enorme contradicción: mientras que la fuerza motriz que había acabado con el zarismo eran los trabajadores y campesinos, la dirección del movimiento estaba en manos de la burguesía y la pequeña burguesía. Los bolcheviques estaban en clara minoría en los sóviets. Lenin, en ese contexto, señaló que la principal tarea de los revolucionarios era ganar a la mayoría de la clase trabajadora para las posiciones del bolchevismo. Para ello era indispensable un cambio radical en la orientación del Partido y explicar pacientemente a las masas, desenmascarando en la práctica a los enemigos de clase y a sus sostenedores dentro de las filas del movimiento obrero y campesino.
Las tesis de Lenin coincidían con la teoría de la revolución permanente de Trotsky elaborada unos años antes. La idea principal era que en un país atrasado como Rusia, la burguesía era incapaz de llevar hasta sus últimas consecuencias la revolución democrático-burguesa (reparto de la tierra, industrialización del país, acabar con la participación de Rusia en la guerra imperialista, etc.), en la medida que sus intereses estaban unidos por multitud de hilos a los de los terratenientes rusos y a los de los capitalistas de los países más desarrollados. La única forma de conseguir completar la revolución era a través de la toma del poder por la clase obrera armada con el programa de la revolución socialista. Esta teoría se demostró cien por cien correcta en la Revolución Rusa.
A pesar de la enorme autoridad de Lenin, hubo enormes resistencias por parte de los viejos bolcheviques y una parte de los cuadros del Partido que se aferraban a las fórmulas del pasado. Durante todo el mes de abril se produjeron debates que culminaron finalmente en la Conferencia de abril del Partido, entre los días 24 y 29 de abril, y que asumió definitivamente las tesis de Lenin. En dicha conferencia la oposición a Lenin sólo consiguió 7 votos de los 174 delegados presentes. Las tesis de abril se convirtieron en mayoritarias a excepción de un punto: la ruptura definitiva con la Segunda Internacional.
Lenin planteaba la necesidad de construir una nueva internacional, una internacional comunista, basándose en aquellas fuerzas que durante la Conferencia de Zimmerwald5 de 1915 y, un año después, en la de Kienthal, habían demostrado en los hechos, no sólo de palabra, su verdadero internacionalismo, y se habían enfrentado a las posiciones conciliadoras y pacifistas de Kautsky, su máximo representante. Sin embargo, Zinóviev presentó en la Conferencia de abril una resolución para participar en la siguiente reunión de Zimmerwald. Lenin planteó que los bolcheviques acudieran, pero únicamente a título informativo. Finalmente, la resolución de Zinóviev se aprobó con el único voto en contra de Lenin. A pesar de este punto, el cambio de la política del Partido Bolchevique fue un paso adelante decisivo que les permitió avanzar los meses siguientes hasta ganar a la mayoría de la clase trabajadora en Octubre.
El papel del individuo en la historia
Los procesos revolucionarios son procesos objetivos, se dan independientemente de los deseos y las actitudes de una u otra persona. Es posible que, sin la llegada de Lenin en abril, el desarrollo de las fuerzas revolucionarias hubiera provocado que los bolcheviques cambiaran de posición. El hecho es que su llegada a Rusia el 3 de abril precipitó la crisis dentro del Partido y finalizó con el cambio de rumbo decisivo. Pero sin la existencia del Partido Bolchevique, un partido vivo y enraizado en el movimiento real, con miles de cuadros forjados durante los años anteriores y condiciones muy duras, cuya tradición era la de la más amplia libertad a la hora de debatir6 y la máxima unidad a la hora de actuar, la revolución no hubiera podido triunfar. Igualmente, sin la llegada de Lenin y sin las tesis de abril, los bolcheviques habrían estado más expuestos al peligro de ser arrastrados por los acontecimientos y no haber estado en condiciones de disputar la dirección de la revolución a los reformistas, que sin duda la habrían descarrilado. Lenin era un eslabón más en la cadena bolchevique, pero un eslabón muy importante. Ni Lenin ni los bolcheviques fueron fruto del azar, fueron el resultado de años de formación teórica e intervención en los acontecimientos de la lucha de clases. La dirección revolucionaria no se puede improvisar, hay que construirla previamente.
Una vez solventada esta crisis en la dirección bolchevique, éstos tenían una tarea por hacer: cambiar el mundo, comenzando por tomar el poder en Octubre.
1. León Trotsky, Historia de la Revolución Rusa, Fundación Federico Engels. p. 253, Madrid, 2007.
2. V. Lenin, Las Tesis de Abril, Fundación Federico Engels, Madrid, 2009
3. León Trotsky, Op. cit., p. 269
4. Esta teoría fue rescatada por Stalin, tras la muerte de Lenin, y posteriormente por los estalinizados partidos comunistas, con consecuencias desastrosas para multitud de procesos revolucionarios, empezando por la dramática derrota, en 1925-27, de la Revolución china.
5. Lenin y otros internacionalistas revolucionarios formaron la llamada izquierda zimmerwaldiana. En su manifiesto se calificaba de imperialista a la guerra mundial, se condenaba la posición socialchovinista de aquellos “socialistas” que habían votado a favor de los créditos de guerra y entrado en gobiernos burgueses, y se hacía un llamamiento al movimiento obrero europeo para luchar contra la guerra y por una paz sin anexiones ni compensaciones.
6. Sin duda, si alguien se hubiera atrevido a discrepar de esta forma en tiempos de Stalin, lejos de propiciarse el debate, hubiese sido condenado como traidor a la revolución.

28 DE ABRIL HUELGA GENERAL EN BRASIL • TEMER PUEDE SER DERROTADO

Posted by Nuestra publicación: on miércoles, abril 19, 2017
28 de abril huelga general en Brasil • Temer puede ser derrotado


El 15 de marzo Brasil vivió un día nacional de luchas contra las reformas antiobreras aplicadas por el gobierno ilegítimo de Michel Temer. Fue la movilización popular y de trabajadores más importante desde que Dilma Rousseff (PT) fue echada del poder. Estas luchas han preparado el camino para la gran huelga general convocada para el 28 de abril.Las acciones de marzo fueron convocadas de manera unitaria por las centrales sindicales y por el frente Pueblo Sin Miedo (que incluye al MTST, el Movimiento de Trabajadores Sin Techo) y el Frente Brasil Popular (dominado por movimientos sociales más cercanos al PT y a Lula). Hubo paros laborales, bloqueos de carreteras y manifestaciones masivas en cada capital de estado.
Los trabajadores de educación llevaron a cabo una huelga general de 24 horas. Los trabajadores del transporte también fueron a la huelga en varias ciudades, incluyendo la metrópoli de Sao Paulo. Los trabajadores del sector público, los trabajadores de correos, además de los metalúrgicos, petroleros, bancarios y estibadores participaron en huelgas parciales y manifestaciones. En Sao Paulo, movimientos de lucha de las mujeres ocuparon las oficinas del Instituto Nacional de Seguridad Social. En Brasilia el MTST (sin techo, urbanos) y el MST (sin tierra, rurales) ocuparon el Ministerio de Hacienda.
A pesar del deplorable papel de los grandes medios de comunicación de la burguesía, hubo un enorme apoyo popular a las protestas y las huelgas. Cientos de miles de personas llenaron las calles de las principales ciudades. Los organizadores dicen que 200.000 marcharon en Sao Paulo y 100.000 en Río. Las manifestaciones reflejaron un nuevo ánimo con más confianza en la lucha.
La huelga general es la respuesta a la aprobación de una ley que permite la ampliación generalizada de la tercerización (precarización), medida que hará que el número de trabajadores subcontratados aumente de los 13 millones actuales a más de 52 millones. Además, el gobierno tiene previsto un proyecto de ley que permitiría que acuerdos de empresa supriman derechos previstos en la ley, y una contrarreforma salvaje del sistema de pensiones públicas.
Los ataques más grandes en años
El gobierno ilegítimo de Temer sólo existe para imponer profundos ataques a los derechos de la clase obrera en el contexto de la mayor crisis económica en décadas. Esa fue la razón fundamental para las maniobras golpistas que llevaron al impeachment de Dilma en 2016 a pesar de todos los intentos de conciliación por parte del PT.
El gobierno Temer funciona como un ejecutivo de “excepción”. No fue votado por nadie y no tiene legitimidad pero cuenta con una gran base de apoyo en el congreso. Amenazado por las investigaciones de corrupción de la operación “Lava Jato”, Temer, junto a los parlamentarios y senadores que le apoyan, quiere garantizar su impunidad demostrando su utilidad al gran capital.
Desde el año pasado el gobierno ha aprobado duras medidas, como la enmienda constitucional que, en la práctica, congela todo el gasto público durante veinte años, o la reforma de la educación secundaria. Sin embargo, las contrarreformas más importantes son las que aún no se han aprobado. La primera es la reforma de las pensiones que eliminará la posibilidad de una jubilación digna para la mayoría, fijará la edad mínima de jubilación en 65 años, ignorando que ¡la esperanza de vida en muchas zonas no es mucho mayor! La reforma reduce el valor de las pensiones y serán necesarios 49 años de cotización para acceder al 100% de la pensión.
También aumenta el número mínimo de años cotizados de 15 a 25. Actualmente 8 de cada 10 jubilados por haber alcanzado la edad legal no han contribuido ese mínimo de 25 años y, por tanto, no podrían jubilarse. Además, la reforma eliminará los derechos conquistados por las mujeres trabajadoras, los profesores y los trabajadores rurales.
Un paso histórico
Si Temer no logra aprobar estas reformas el gobierno podría caer. Si no es útil al gran capital, Temer difícilmente podrá librarse de las innumerables acusaciones de corrupción. El gobierno y el congreso han sentido la fuerza de las protestas. Muchos parlamentarios se mostraron favorables a hacer cambios en las reformas proyectadas. Parte de la dirección sindical podría aceptar este camino de “mejorar” el proyecto y esto es un riesgo real para la lucha.
Lula ha vacilado en su posición sobre estas reformas. En el primer año de su gobierno (2003) adoptó una contrarreforma retrógrada de las pensiones. Sabe que si el PT estuviera en el gobierno intentaría aplicar medidas similares. Sin embargo, el 15 de marzo Lula hizo un discurso contra las medidas de Temer. Aunque no dijo nada sobre la necesidad de que las grandes empresas paguen sus deudas al sistema de pensiones, o sobre crear tasas que graven las grandes fortunas, ni de auditar y repudiar la deuda pública que compromete más de 40% del presupuesto. Lo más lejos que llegó fue a decir que el hipotético crecimiento económico bajo “su gobierno” resolvería los problemas. No explicó por qué la crisis del modelo de crecimiento económico de los gobiernos del PT, basado en la exportación de materias primas, estímulo al gran capital y la conciliación de clases, es lo que abrió la puerta a los neoliberales radicales que integran el gobierno hoy.
Lo fundamental es que la presión colosal del movimiento obrero, y la dureza de las medidas proyectadas por el gobierno Temer han hecho posible la convocatoria de una huelga general para el próximo 28 de abril. “Vamos parar o Brasil” es el eslogan adoptado por el conjunto de los sindicatos, CSP-Conlutas, CTB, CUT, UGT, Força Sindical, Intersindical, CSB, CGTB e Nova Central. Una huelga general que será una gran demostración de fuerza y que puede abrir el camino a la victoria si la presión se sostiene en el tiempo.
La LSR/CIT, como parte del PSOL, de la central CSP-Conlutas y del frente Pueblo Sin Miedo, participará activamente en la organización de esta huelga. Al mismo tiempo que luchamos por su éxito, estamos en contra de la negociación para “mejorar” las contrarreformas por que es una trampa para el movimiento. La convocatoria de la huelga general es ya un éxito de los sectores más combativos y consecuentes de la izquierda. Ahora hay que dotar a este proceso de una alternativa política de la izquierda socialista, un frente único con los partidos y movimientos combativos que permita superar al PT y presentar un programa socialista revolucionario.

Chile - PENSIONES Y TASA DE REEMPLAZO EN CHILE, MARZO 2017.

Posted by Nuestra publicación: on miércoles, abril 19, 2017
Pensiones y Tasa de Reemplazo en Chile, Marzo 2017.


Marco González Pizarro*
En las últimas semanas, conforme nuestro movimiento avanza en la lucha por revertir la administración privada de pensiones en Chile, y reponer la administración de reparto, las AFP han hecho una enorme campaña de presión mediática, pretendiendo insistir en su administración como la única posible para las pensiones en el país.
Lejos de cifras y resultados específicos, con una fuerte demagogia, intentar legitimar el modelo privado, sostén de enormes riquezas para grandes empresarios, y de pensiones miserables para los dueños de los fondos de pensiones, los trabajadores de Chile.
Esta campaña orquestada contra el Movimiento, luego de la marcha del 26 de marzo, saco a la palestra pública, a los mismos mentirosos del sistema, a seguir engañando, pretendiendo que los trabajadores vean en las AFP una auténtica fórmula de solución a sus pensiones futuras.
Tratan de deslegitimar el reparto, señalando que participar de fondos de reparto, significaría diluir los aportes individuales, en la solidaridad, a la que califican como un abuso a quienes cotizan de modo fehaciente y continuo, en desmedro de quienes no tienen regularidad en sus contribuciones.
Sin embargo, las cifras, las porfiadas cifras, resultan una vez más demoledoras para las pretensiones de las AFP.
La superintendencia de pensiones, en efecto, ha comenzado a publicar un Boletín con resultados trimestrales de nuevas pensiones en el país, como total de pensionados hombres y mujeres, sus densidades de cotización y montos de pensiones obtenidas.
Los resultados muestran la dramática realidad de las pensiones en el país, cifras que nuestro Movimiento viene demostrando en numerosos estudios y trabajos, en estricto rigor y responsabilidad institucional, que sin embargo, tras la lucha, la heroica lucha que comenzamos contra estos monstruos de las finanzas mundiales, tratan de evadir con circo y poder mediático.
La diferencia entre hombre y mujer como trabajador en el sistema capitalista, es evidente. La mujer tiene la mayor distribución en la baja densidad de contribuciones. El hombre, al revés, posee la mayor distribución en las densidades sobre 20 años de trabajo. Las pensiones sin embargo, del hombre, no reflejan la mayor densidad en sus pensiones, cuyo promedio con más de 20 años trabajados, si sitúa en el rango de 13 UF; 340 mil pesos chilenos, US$ 573.
Conforme estudios de la OECD, esta densidad versus pensión determina una baja Tasa de Reemplazo, pues se corresponde con una masa contributiva centrada en salarios 1, o 1,5 veces el salario medio. Vale decir, en dinero actual, de 518 mil pesos, equivalente a factor uno en metodología OECD, y de 777 mil pesos de ingresos mensuales, para el salario promedio del factor 1,5[2].
CUADRO A: TASA DE REEMPLAZO BRUTA DE PENSION RESPECTO DE SALARIO MEDIO, CALCULO MODELO OECD.-

 TASA DE REEMPLAZO(2)
 HOMBREMUJER
RATIO OECDINGRESO  EN $ (1)%TR$%TR$
0,5259.00057,3148.00048,3125.097
1518.00041,9217.00033170.940
1,5777.00037,3292.00027,9216.783

  • Se asume solo valor promedio general no diferenciado de género, por defecto de la estadística OECD.
  • En Tasa de Reemplazo se asume sin embargo % diferenciado por género, según análisis OECD.
ELABORACION PROPIA EN BASE A ESTADISTICAS OECD[3]
Donde constatamos cómo castiga el modelo a la mujer trabajadora, en más de diez puntos porcentuales por rango. Esto implica que la mujer que gana promedio 777 mil pesos los últimos diez años antes de jubilarse, recibe una pensión de 216.783 pesos, mientras el hombre en el mismo tramo, recibe 292.000, una pensión igualmente insultante, sin embargo, poco mayor que la de la mujer en mismas condiciones de trabajo.
En el hombre en efecto, el daño previsional es severo a mayor ingreso.

Donde podemos observar que el promedio de pensiones según años cotizados es muy bajo, y representa una mala tasa de reemplazo.
Entre 25 y 30 años de cotizaciones, paga 12 UF de Promedio, vale decir, 300 mil pesos. Mientras, las cotizaciones de más de 35 años cotizados en Chile, no pasan de cinco mil trabajadores.
La gran masa laboral chilena cotiza pero con alta irregularidad, que el modelo ha creado. Empleos que pagan malos salarios y bajas contribuciones, que juega con cifras para dejar a la población trabajadora afecta a beneficios fiscales, mientras se jacta de que sus multifondos de alto riesgo ofrece garantías de alto crecimiento.
Esta paradoja solo demuestra que el dinero no está en los trabajadores, sino se nos ha expropiado nuestro dinero por las AFP.
Restituir pensiones acordes al esfuerzo hecho por el trabajador, es un supuesto que no cumple el sistema privado chileno, lo cual desde luego resulta suficiente para su eliminación.
El sistema de reparto es la salida que todos los países desarrollados admiten para su control, ya que precisamente al ser dinero disponible en alta liquidez, no puede estar sujeto a riesgo y debe estar en función del concepto de seguridad social.
Las decisiones del Movimiento pasan por esta viga maestra del futuro de Chile, hoy no para pagar los sueldos del país, sino para pagar nuestras pensiones. Este dinero nos permitirá crecer como requerimos, en comunidad solidaria, donde los beneficios mejoran todas las densidades según un sistema de pago, donde las cotizaciones totales del sistema van pagando los beneficios de los que jubilan o salen del sistema.
El total de contribuciones anuales, e ingresos del sistema, superan largamente esta ratio, activos versus pasivos en Chile, que pasamos a revisar en cuanto montos pagados a los fondos de pensiones.
CUADRO B: INGRESOS TOTALES AL FONDO DE PENSIONES, TODAS LAS AFP, 2017, US$ Millones [4]

Cotización
Obligatoria
APV
Depósitos (*)
Aportes AdicionalesBonos de ReconocimientoRevalorizaciónOtros
Aumentos
total
861111966478009572150722333
(*)
  • APV
  • APV COLECTIVO
  • DEP AHORRO
  • DEP INDEMNIZACION
  • DEP CONVENIDOS

El sistema ha acumulado, como rentabilidad del fondo, debido a los ingresos permanentes de las cotizaciones, la suma de US$ 9.572 millones de dólares a diciembre de 2016.Mientras recibe cotizaciones por US$ 8.611 millones de dólares.
Con estos dos guarismos, principales representativos de un total de US$ 22.333 millones de dólares que tuvo el sistema en 2016, veremos a continuación, cuánto paga en pensiones el sistema, y el costo en que incurre para ello.
CUADRO C: EGRESOS (GASTOS) AFP 2017, febrero, US$ Millones[5]

Comisiones devengadasBeneficios pagadosTraspasos a Compañías de SegurosRetiros
(*)
Prima SISOtros 
total
958171035514837169568374
(*)
  • Retiro Ahorro Voluntario
  • Retiro Ahorro Indemnización
  • Retiro Depósito APV
  • Retiro APV colectivo
  • Transferencia APV

Donde constatamos, que en pensiones, signadas como beneficios pagados, por las AFP, suman US$ 1710 dólares, mientras que en Primas de Rentas Vitalicias, transfieren un total de US$ 3551, lo que significa un costo real en pensiones hoy en día, para el sistema privado, de US$ 5261 millones de dólares anuales, contra US$ 22.333 millones de dólares de ingresos.
Entonces, el sistema puede pagar desde luego el doble de pensiones en Chile, sin daño al fondo, para recuperar la capacidad adquisitiva expropiada a los trabajadores chilenos, mientras que al autofinanciar las pensiones con el reparto, se eliminan los impuestos que hoy subsidian a las bajas pensiones en Chile, que se pagan bajo la línea de la pobreza. Al eliminar ese gasto social, se destina ese impuesto a un fondo de reserva para soportar pensiones, una vez que la ratio, por envejecimiento de la población, llegase aponer en riesgo la ratio activos y pasivos del sistema, hacia fin de siglo.
No es necesario decir más que estos resultados objetivos e indesmentibles, para que el análisis al alcance de todos los trabajadores, comprenda lo que ganamos con No Más AFP.
De la propaganda sin sentido del sistema, esta es nuestra respuesta clara y contundente, con la realidad del sistema y sus falsos beneficios.


‘*Abogado
Master en Ciencias Sociales
Diploma de Estudios avanzados en Derecho Unión Europea
Doctorando en Sistema de Pensiones, Universidad de Salamanca

[1]http://www.safp.cl/portal/informes/581/articles-11214_recurso_1.pdf Informe Trimestral “PENSIONES SEGÚN AÑOS COTIZADOS”. P. 4 y 5.
[4]http://www.safp.cl/safpstats/stats/.sc.php?_cid=46 OPCION Variación patrimonial de los fondos de pensiones.
[5]http://www.safp.cl/safpstats/stats/.sc.php?_cid=46   OPCION Variación patrimonial de los fondos de pensiones.

Visita nuestra sección Juventud y Lucha

Visita nuestra sección Juventud y Lucha
Hacer click en imagen

Visita nuestra sección Atake Verde

Visita nuestra sección  Atake Verde
Hacer click en imagen para visitar

Visita nuestra Biblioteca Marxista

Visita nuestra Biblioteca Marxista
Hacer click en imagen

Economía Mundial : Análisis y Comentarios

Economía Mundial : Análisis y Comentarios
Hacer click en imagen para leer

Visítanos y únete a SR en Facebook

Visítanos  y únete a SR en Facebook
Hacer click en imagen

TEMAS

internacional Chile crisis capitalista economia editorial CIT nacional trabajadores elecciones AFP historia movimiento obrero politica historia y teoria venezuela arte y cultura represion España estados unidos protestas alternativa socialista china crisis economica crisis educación capitalismo economía mapuche europa huelga imperialismo Huelga General grecia estudiantes Brasil Socialismo medioambiente analisis de perspectivas campaña solidaridad crisis financiera estalinismo gran bretaña desempleo sindicatos Transantiago argentina bolivia escuela golpe de estado recesion stalinismo conflicto israel palestina derechos de la mujer kazajstan alemania alza de transporte gobierno Piñera israel Trotsky cuba pueblos originarios restauracion capitalista Unión Europea asesinatos juventud en rebelion palestina teoria marxista voto nulo Derechos Humanos Socialismo Revolucionario declaracion CIT gaza honduras marxismo partido comunista seguridad social Latinoamerica crisis educación bancos mexico privatización de la educación racismo 1º de mayo ocupación de fábrica peru unidad popular Perspectivas Mundiales irlanda irlanda del norte italia medio oriente perspectivas trabajadores mineros trotskismo Bolivia-MAS Egipto MPT Portugal derecha escocia izquierda socialista y anticapitalista marcel claude masacres medios de comunicación revolucion salario minimo solidaridad Joe Higgins alzas campaña canada documento del CIT francia guerra civil privatizacion del cobre revolucion rusa revolución alemana salud terrorismo tsunami Necrologicas Relaciones mundiales y economía Sri Lanka crecimiento economico crisis alimenticia depresion economica derechos democraticos desastre ecologico desastre minero movilizacion mujeres nazismo primero de mayo referendum rusia trabajadores portuarios video Belgica PSOL Parlamento Europeo acuerdo pc - concertación colombia constitucion boliviana formación política huelgas libertad de expresion paro revolucion cubana segunda guerra mundial sicariato tamil Asia Haití Iniciativa por un Partido de Trabajadores Retail Sudáfrica afganistan balance proceso venezolano balance revolucion cubana calentamiento global gripe porcina homofobia juventud lucha anticapitalista obama pakistan suecia tratado de lisboa turkia Coalición de sindicalistas y socialistas Muro Israel Palestina SR Tailandia africa burbuja inmobiliaria clases sociales escuela latinoamericana fraude electoral hitler marco enriquez ominami marx oligopolios presos politicos programa de transicion Kozovo Que somos y que defendemos TMI Xekinima costa rica homosexualidad masacre tiananmen revolución china trabajadores de la salud xenofobia